¿Cuándo ha llegado el momento de decidirse por ingresar en una residencia si la persona mayor sufre Alzheimer?

Si se trata de una residencia de tercera edad especializada, pública o privada, dispondrá los servicios necesarios y adecuados, en entornos seguros, con personal cualificado y medios suficientes. A su ingreso la persona con alzhéimer recibirá un plan de atención personalizado, que irá modificándose con el tiempo y del que el cuidador principal estará permanentemente informado.
Es importante la consideración de que el ingreso en una residencia geriátrica especializada no supone un abandono. El cuidador principal sigue siendo el principal responsable del bienestar de la persona enferma, debe controlar que recibe un trato adecuado, que está cómodo en su entorno y, mientras se pueda, acompañarle, darle afecto y hacerle saber que no está solo.
En ocasiones, el paso intermedio por el centro de día, donde la persona con alzhéimer pasa unas horas y vuelve a su domicilio, es un buen entrenamiento para el futuro tanto de ella como de la persona cuidadora, que también puede aliviar la carga física y emocional durante unas horas.
Decidir sobre la vida de otras personas no es fácil. Pero hay circunstancias en las que la planificación y contar con ayuda especializada pueden ayudar y aliviar sentimientos de culpa. También la propia conciencia en la persona que cuida y su entorno de que se llega a situaciones donde la carga y el estrés lleva a sentimientos negativos hacia la persona enferma y a deterioro en la salud del propio cuidador.
Cuando la mejor decisión es ingresar en una residencia especializada a un ser querido, se debe procurar pensar que le van a ofrecer la calidad de vida que en el domicilio ya no puede proporcionarse y que se sigue siendo responsable. La supervisión y las visitas periódicas son fundamentales para afrontar con garantías y el menor coste emocional posible estas enfermedades tan devastadoras para la persona afectada y su entorno.

b1

Fuente: https://www.inforesidencias.com/

Comentarios cerrados.