¡Fiesta en nuestro Día Grande!

Bueno ya pasó nuetro día Grande, el 27 de Junio. Llegó el momento más deseado por todos: Los Residentes invitaron a sus familias, amigos, seres queridos… para que acudieran a las fiestas de su Centro.

¡Y LA RESPUESTA HA SIDO INCREÍBLE!.

Llegamos a estar en nuestro espléndido Jardín cerca de 500 personas. Durante toda la tarde y ya entrada la noche, las familias fueron llegando y allí, compartieron y celebraron con los suyos, como en las fiestas de los pueblos de antaño.
La barra libre estuvo dispuesta, pero acompañada, eso sí por un enorme bufett libre donde pudieron tomar magnificas viandas que se prepararon desde nuestra Cocina, por un equipo increíble liderado por Antonio.
Las mesas y más de 500 sillas, la iluminación, decoración y puesta a punto del entorno, que desarrollo el equipo de mantenimiento. Ellos nos procuraron un entorno absolutamente agradable… Gracias a todos ellos por ese enorme esfuerzo.

Por no hablar de la magnífica atención que procuraron el equipo de Gerocultores, encabezados por las Supervisor@s, (Placida y Juan José) pendientes de todo detalle y necesidad de Residentes y familiares, aunque eso sí, especialmente de aquellos que tenían un poquito más de dificultad.
Y también tuvimos Mercadillo Solidario, donde se puso en venta lo que durante todo el año han hecho nuestro Residentes o donado Familiares, con mucho mimo, para ver si conseguimos algo de dinero para un colegio de unos chavales que están en Honduras, en un lujar llamado TROJES… Gracias a la oportunidad que nos brinda la Asociación para la Solidaridad, ONG perteneciente la Congregación Redentorista.

Es bonito ver el esfuerzo, pero también la sintonía entre todo el engranaje. Curioso, pero reconfortante, ver al Jefe de Personal en mil sitios echando una mano, o al Director, siempre escoltado por D. Juan de Dios Amigo (Gerocultor), asando sardinas y pinchitos, por doquier… o a Encarni, Victor, Amelia, Francis, Jose, Manuel, Raul, en la barra, y como no a Antonio Camacho en el microfono, animando con la musica y con ese espíritu de niño que tiene…
¡Cuánto trabajo, pero que buena sensación queda en el alma cuando uno forma parte de esto que hace feliz a tantas personas, que lo que necesitan es alegría y cariño mucho cariño.!

Aquí van algunos momentos…. Ya os iremos pasando más…

No se admiten más comentarios